Páginas

lunes, 22 de septiembre de 2008

Volver

Hoy la lluvia ha vuelto a la ciudad, y la ha cogido desprevenida. A mí me ha dado por pasear con la misma calma y el mismo ánimo que si fuera un día festivo. He recorrido las calles ligera y embobada, como si hiciera siglos que no sentía ese cálido frío de las primeras lluvias. Mientras el agua correteaba entre mis pies, me he parado un instante y he levantado la vista hacia el cielo. Nublado, gris, enfurruñado. Como aquella niña lista y enfadada. Y de pronto me han entrado las ganas de volver. De volver a mis días de papel.