Páginas

lunes, 15 de enero de 2007

Me presento

Me llaman Liset y he sido persuadida por Leo, Lena y Luz para formar parte de este vacío impertinente. La verdad es que he aceptado casi sin pensarlo. Pensar no es una actividad a la que le dedique mucho tiempo. Eso es algo que a Lena, cuando nos conocimos, le pareció rarísimo. Creo que ahora ya se ha acostumbrado. Yo soy más de intuiciones, de dejarme llevar un poco por las cosas, no sé, por un sexto sentido. Hasta ahora me ha ido bien así. Me gusta la gente tranquila de mirada limpia. Como por ejemplo Leo, aunque reconozco que sus teorías son demasiado complicadas para mí. Hace poco me llevó a una fiesta dónde todo el mundo hablaba como ella y no entendí nada. Se lo he dicho muchas veces, que yo soy una persona sencilla. Me encanta leer, y también el cine. Me gustan las historias que hablan de gente normal, como yo, y de lo rara que se vuelve la vida a veces. Otra cosa que me gusta mucho es reír. Tengo la risa floja, siempre me ha pasado. Y cuánto más solemne es una situación, más risa me da. No sé por qué será. Pero me pasa. Me acuerdo que una vez fui con Luz al teatro a ver una obra de Samuel Beckett. Era muy seria, muy existencial. Y sin embargo a mí, ese sinsentido tan absurdo me pareció comiquísimo. Total, que me di un hartón de reír tremendo. Cuando salimos Luz me dijo que le gustaba mucho mi sentido del humor. Aún no sé si me lo dijo en serio o era broma. Eso me pasa a veces con Luz, que no la acabo de entender.