Páginas

sábado, 23 de junio de 2007

No estoy de acuerdo


con el final de Casablanca. Si yo fuera Rick, también hubiera salvado a Laslov, el marido de su amada, y le habría ayudado a coger el avión a Lisboa. Pero eso de embarcar también a Ilsa, el gran amor de su vida... Por favor! No confundamos la gimnasia con la magnesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario