Páginas

lunes, 4 de diciembre de 2006

Va de cine I

Las historias de las tres mujeres protagonistas de ¿Por qué se frotan las patitas?, el primer largometraje de Álvaro Begines, no tienen, aparentemente, nada que ver unas con otras. Una anciana que se acerca al abismo de su muerte, una mujer de mediana edad atrapada en un matrimonio lleno de carencias y una joven debatiéndose entre la razón y el corazón. Lo que las une es una misma actitud vital: ni ocultan su descontento, ni están dispuestas a seguir en él. Lo cual plantea a los personajes masculinos un conflicto que resuelven cada cual a su manera. El novio reflexivo de la anciana, el marido abandonado y desconcertado y el noviete despreocupado de la joven. Se suman a la trama un peculiar investigador privado, una vecina cotilla y algunas piezas musicales que aportan un cómico contrapunto. En mi opinión, el personaje clave no es ninguno de los mencionados, sino el del joven okupa desarraigado, interpretado por Raúl Arévalo, que conmueve tanto por su fragilidad como por su entereza.

Va de cine II

No es un peliculón, pero acierta a retratar de forma muy verosímil y cercana, a caballo entre el drama y la comedia, las vidas de unos personajes en tránsito.

Va de cine III

Las frases de la película:
”Nosotros nunca nos vamos, a ver si te enteras que a nosotros siempre nos echan”.
”Las mujeres de esta familia tienen más cojones que los hombres”.
”La quiero tanto que sería capaz de matarla”.
“Sólo se conserva lo que no se agarra”.